El sospechoso del tiroteo en Atlanta puede haber planeado tiroteos adicionales en Florida, dicen los investigadores

Página Delantera


Un hombre sospechoso de cometertres tiroteos en Georgiapudo haber tenido planes de llevar a cabo tiroteos adicionales en Florida, dijo el miércoles (17 de marzo) la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms. El sospechoso, Robert Aaron Long, fue arrestado la noche del martes (16 de marzo) luego de tiroteos que dejaron ocho muertos.

Después de su arresto, Long dijo a los investigadores que se dirigía a Florida parahacer más actosallí, dijo el Capitán Jay Baker del Departamento del Sheriff del Condado de Cherokee durante la conferencia de prensa del miércoles.

Esto podría haber sidosignificativamente peor,Fondos añadidos.

Se sospecha que Long, un hombre blanco de 21 años, abrió fuego contra tres salones de masajes en Atlanta y Acworth, Georgia, el martes por la noche. Los tiroteos mataron a ocho personas,seis de ellas mujeres asiáticas.

Durante la conferencia conjunta, Baker comentó si los investigadores creen o no que los tiroteosfueron motivados racialmente.

El sospechoso asumió la responsabilidad de los disparos, dijo Baker. Él afirma que no fue por motivos raciales. Aparentemente tiene un problema, lo queconsidera una adicción al sexo, y ve estos lugares como… una tentación para él que quería eliminar.

El jefe de policía de Atlanta, Rodney Bryant, agregó que la policía aún no ha determinadoun motivo en los tiroteos, pero dijo que Long puede haber frecuentado algunos de estos [spas] en el pasado.

Según la Oficina del Sheriff, Long está detenido en el condado de Cherokee elcuatro cargos de asesinatoy un cargo de asalto agravado. La policía lo identificó conduciendo hacia el sur por la autopista después de los disparos y pudo detener su automóvil y arrestarlo.

Durante la conferencia, Bottoms también reconoció que la mayoría de las víctimas de los disparos eran de ascendencia asiática ycondenó el odio anti-asiático.

Sabemos [violencia contra los asiático-americanos] es un problema que ocurre en todo el país, dijo. Es inaceptable, es odioso y tiene que parar.